Debussy, entorno a Iberia

Este breve capítulo que escribo sirve, un poco, como complemento al que ya publiqué anteriormente sobre “El Estilo de Iberia” en el que escribía sobre el estilo compositivo de esta obra de Debussy.

En esta nueva entrada de mi blog abordo como Debussy está influenciado por la música de la península Ibérica, como la conoció y las obras que compuso con características similares a las de Iberia.

Iberia entorno a debussy

Antecedentes

Durante los siglos XIX y XX, muchos fueron los compositores atraídos por la música popular española y sus ritmos. Particularmente fueron los franceses (Bizet, Ravel, Chabrier…) los que más se inspiraron en ella e incluyeron en sus composiciones fragmentos folklóricos evocando al país vecino.

Los músicos españoles afincados en París dan a conocer la cultura de España. Las exposiciones internacionales allí celebradas acercan al público en general el cante y baile flamencos que muchos músicos como P. Dukas o C. Debussy disfrutan de escuchar.

Albéniz muestra en París a algunos artistas un esbozo de su obra “La Vega” (1898) inspirada en Granada que ofrece una visión de dicha ciudad y del arte andaluz. Éste pasará a ser identificado por los extranjeros como folklore español en general.

 España y Debussy

Debussy, además de la música, gusta también de la literatura española, conoce el Cancionero español de Pedrell, ha visto fotos y pinturas de algunos lugares de España. Debussy es capaz de poner en música las imágenes visuales que tiene de nuestro país.

El embrujo que Andalucía ejerce sobre él, los colores y olores de esta tierra, la luz de España, el bullicio de sus gentes, Identificaba España con la guitarra, que para él no era un instrumento alegre sino melancólico e íntimo.

Su único paso por España parece ser que fue una tarde en San Sebastián para asistir a una corrida de toros, pero toda su atracción por esta tierra es la que le lleva a describir tan fielmente el paisaje sonoro español. “Cuando no se tienen medios para pagarse los viajes, hay que suplirlos con la imaginación”, le decía en una carta a André Messeger en septiembre de 1903 tras concluir sus Estampas para piano en la que está incluida Soirée dans Granade.

Algunas de sus obras inspiradas en lo español

La fascinación que Debussy tenía por España se traduce en composiciones como Lindaraja para 2 pianos, compuesta en 1901, La soirée dans Granade (1903) que es la segunda de las tres Estampes para piano, la suite para orquesta Iberia (1908), La puerta del vino (1913) del II libro de Préludes y Sérénade interrompue del I libro de Preludes.

Granada y su Alhambra son el centro de 3 de sus composiciones para piano. Su atracción por la España mora se ve representada en Lindaraja y La puerta del vino, lugares de la Alhambra. Dicen que fue una tarjeta postal de la Puerta del vino enviada por Falla, la que le evocó esta música y a partir de su imagen compuso el preludio. La soirée dans Granade es elogiada por Falla y otros músicos españoles por la forma de reflejar en sus páginas el atardecer en Granada.

En estas tres obras utiliza el ritmo de habanera que ya habían usado otros compositores franceses en sus temas españoles. La habanera de Iradier “La paloma”, de moda entonces en Europa, parece ser el origen del uso generalizado de este ritmo.

Iberia y Debussy

Iberia es la segunda composición del tríptico Imáges para orquesta, formado además por Gigues y Rondes de printemps. La primera relacionada con el folklore inglés y la última basada en una melodía popular francesa. Iberia la componen a su vez otras tres páginas independientes pero relacionadas entre sí: Par les rues et les chemins, Les parfums de la nuit y Le matin d´un jour de fête.

La Serenade interrompue no tiene nombre hispano pero su atmósfera, ciertos pasajes alusivos a compositores españoles e incluso un guiño a la marcha del tercer movimiento de su Iberia, no dejan lugar a dudas de su carácter español.

Iberia y Debussy

Images

En 1905 Debussy anuncia que va a componer un segundo cuaderno de Imágenes para dos pianos. Gigues lo terminó como estaba pensado originalmente para piano a 4 manos. En 1906 le dice a su editor que va a terminar la serie ese mismo año, pero en formato orquestal. El 8 de agosto de 1906 le escribía a Durand: “…en este momento tengo 3 ideas sobre cómo acabar Iberia. ¿Deben tocarse según el método: ¿cara o cruz, o hay que buscar una cuarta idea?”.  Otros trabajos le impidieron su conclusión en la fecha prometida.

Mientras está componiendo Iberia (1906-1908), conoce el I libro de piezas para piano de Albéniz, también denominado Iberia.

Las sensaciones que tiene mientras escribe Iberia las cuenta en algunas cartas enviadas a sus amigos. Así, podemos leer “…, en este momento escucho el trote sobre los caminos catalanes al mismo tiempo que la música en las calles de Granada”.

Punto final a Iberia

No será hasta el 25 de diciembre de 1908 cuando termine Iberia que será editada en 1909. Los demás trabajos de Images los compondrá después: Rondes de printemps entre 1908-09 y Gigues 1909-11. Estas Images pensadas en un principio para piano fueron compuestas con un gran colorido orquestal no utilizado hasta ese momento por Debussy.

Iberia se estrena el 20 de febrero de 1910 en París, en Concerts Colonne.

Manuel de Falla, Debussy y Iberia

Según Manuel de Falla, en la primera audición de Iberia Debussy dijo que no trató de componer música española, sino que lo que intentó fue traducir en música los sentimientos que España le provocaba.

“No se puede imaginar de qué forma tan natural se produce el paso de Parfums de la nuit a le matin d´un jour de fête. Parece que no ha sido compuesto…Y toda la gradación, el despertar de las personas y las cosas…un vendedor de melodías, niños que silban: lo veo claramente…” Debussy le escribe a Caplet sobre la representación de Iberia dirigida por Pierné.

Nueva forma de ver la música española

Debussy reinventa la música española, emplea sus modos, cadencias, ritmos, que revelan su evidencia, pero no copiando el material sino tomando la esencia de los elementos fundamentales que la forman.

Con su trabajo se saca a la música española del “pintoresquismo” en la que estaba inmersa debido al excesivo uso del folklore utilizado por compositores como Pedrell. Libera a la música española de los moldes tradicionales a los que está sometida, abriendo otras posibilidades para su desarrollo

La música española de Debussy es un referente para otros autores, Iberia será un modelo para las siguientes generaciones. Falla, Albéniz y otros más, se verán influenciados en sus trabajos posteriores por el nuevo carácter que imprime el compositor francés a la música española.

Debussy