La relación entre la música de “La Cabaña” del paloteao de Ainzón y el himno del General Espartero

A veces, fruto de la casualidad y sin buscarlo hallas cosas que te sorprenden y a la vez te enseñan algo que no sabías.

Este post trata de eso y en él os quiero contar una curiosidad que mi hermana María Teresa encontró organizando unas antiguas partituras manuscritas del granero de nuestro abuelo.

Paloteando la Cabaña

Imagen de los paloteadores de Ainzón haciendo «La Cabaña». Foto de Ana Lourdes Perez.

El Hallazgo

¡Pues bien!

Al ojear y solfear uno de estos manuscritos encontrados se dio cuenta de que la melodía era igual que la de “La Cabaña” del “Paloteao” de Ainzón y que la partitura en cuestión llevaba el título de “Himno de Espartero”.

¡Nosotros no teníamos ni idea de esto!

Comparemos

Investigamos un poco por internet a ver si encontrábamos algo que nos informara y nos ampliara esta novedad. Dimos con una partitura impresa escrita para piano y que además incluía el texto del himno en cuestión.

Comparando las dos versiones halladas del himno de Espartero, la del granero y la de internet, con la interpretación que se toca en el Paloteao de Ainzon vimos que la base de la melodía es prácticamente idéntica con muy pocas variaciones.

¡Vamos a escucharlas!

Melodía del “Himno de Espartero”

Versión grabada tal cual está escrita la partitura para piano. El sonido es virtual.

Melodía de “La Cabaña”

Versión tomada del disco “Fiesta en Ainzón” interpretada por José Fernando Pardo con el tamboril, Lorena Larroy y un servidor con los clarinetes.

¿Qué os parece? ¿A que las melodías son casi iguales?

El General Espartero

El militar y político español Baldomero Espartero (1793-1879) defensor de la monarquía fue regente de la reina Isabel II durante su minoría de edad  desde 1840 hasta 1843.

Ocupó cargos importantes del Imperio Español. Además de regente, fue presidente del consejo de ministros y ministro de guerra de España. Pudo ser rey de España cuando destronaron a Isabel II en 1868, le ofrecieron el trono pero Espartero lo rechazó.

“La Cabaña”

El paloteao de Ainzón lo forman nueve mudanzas y la cabaña es la sexta en bailarse. El título viene de los cruces de palos que realizan los danzantes en lo alto simulando la forma de una cabaña. También en este baile se realizan ruedas, calles y otros pasos diferentes.

Musicalmente es la más “compleja” ya que las demás están construidas con melodías más populares y fáciles que esta. También la organización de su estructura es menos simétrica que la del resto, lo cual le hace ser diferente a las otras.

Descripción de las partituras

El material encontrado en el granero proviene de un lote de partituras perteneciente a Hermenegildo Iranzo que en su día fueron donadas a Luis Alcega para que él las guardase.

Dentro de este lote hay diversos cuadernos de piezas bailables de diferentes estilos de la época, valses, polkas, mazurcas, jotas, pasodobles etc.

Junto al Himno de Espartero y las piezas bailables también están, entre otras, el Himno de la República o la Marsellesa (himno de Francia). Precisamente este último está en la vuelta de hoja del himno del general.

Han aparecido 10 particellas del himno escritas para diferentes instrumentos de la banda (no están todas los que forman una banda de música de aquellos años). Concretamente hay papeles para: clarinete 2º, cornetín 1º, cornetín 2º, bombardino 1º, bombardino 2º, trombón 1º, bajo 1º, bajo 2º, redoblante y bombo.

No aparece indicado el autor de la obra.

Himno de Espartero

Partituras encontradas del Himno de Espartero para banda de música

La partitura localizada en internet es para piano y en ella está escrita la letra del himno.

En el encabezamiento, debajo del título, aparece el lema “Canto patriótico guerrero”, también indica que este himno es el mismo de Bilbao y Valladolid.

La edición está hecha por E. Eslava y tampoco aparece el nombre del autor ni la fecha de su composición.

En este enlace se puede ver la partitura completa

El himno de Espartero y el palotao de Ainzón

Fragmento de la partitura para piano del Himno de Espartero

La tradición oral

Sabemos que el “Paloteao de Ainzón” hasta mediados del siglo XX, o un poco antes, era interpretado por gaiteros. Unas veces lo tocaban músicos de Ainzón, cuando los había, y otras por gaiteros contratados de fuera del pueblo.

A partir de entonces empezó a tocarse con clarinetes.

No se conocen partituras, ni de la primera época de los gaiteros ni la de la primera de los clarinetistas. Posiblemente lo tocaran de oído y se lo supieran de memoria ya que la mayor parte de las piezas son las mismas que en los dances de otros pueblos.

Las primeras partituras que tenemos están escritas por D. Luis Alcega Morales quien cuando empezó a tocarlo vio la necesidad de dejarlo plasmado en papel. Para ello, según me contaba, se las cantaban los danzantes de aquella época y me decía que cada uno se las entonaba de una forma diferente. Esto le dificultó la labor de la transcripción ya que no sabía con qué versión quedarse. Al final tomó la decisión más próxima a lo que le cantaban y bajo su criterio lo dejó escrito tal  y como se interpreta desde entonces.

La Cabaña del paloteao de Ainzón

Partitura de “La Cabaña” escrita por Luis Alcega

El «Paloteao» de Ainzón en nuestros días

La manera de interpretar el paloteao, desde que yo empecé a tocarlo a principios de los años 80 ha variado poco. Es cierto que según quien lo toca le da un aire diferente pero también es cierto que se está siendo fiel a las partituras que tenemos escritas. Me estoy refiriendo a cuando es interpretado con los clarinetistas del pueblo. Cuando lo tocan gaiteros de fuera el asunto es bastante diferente.

Hasta hace poco solo había partituras escritas de una voz, la segunda la solíamos hacer uno u otro de oído y sin un criterio fijo, depende quien la tocara la hacía de una forma u de otra.

En el año 2014 con motivo de la grabación del disco Fiesta en Ainzón, en el cual están incluidas todos la melodías del paloteao, escribí la segunda voz de todas ellas sin modificar nada de la primera voz original. Esta es la versión que se toca actualmente.

Paloteao de Ainzón

Versión actual a dos voces

Conclusiones

Hemos consultado a los danzantes más antiguos del pueblo, de más de 80 años, y ninguno había oído nada de la procedencia de la música de “La Cabaña”. Yo tampoco recuerdo que mi abuelo Luis Alcega o Isaías Aznar, que eran los que lo tocaban a partir de los años 50, me comentaran nada al respecto cuando empecé a tocarlo con ellos.

No sabemos si alguien lo había oído o lo sabía pero sí que ahora podemos saber desde cuando, aproximadamente, existe este número de paloteao.

Es posible que el himno a Espartero  lo compusieran cuando fue regente o en una fecha cercana, a no ser que hubiera sido tomado de una melodía anterior popular (habría que investigarlo). Las bandas de música lo tocarían por entonces.

Entonces es factible que sobre 1840 o en años posteriores inventaran la “coreografía” con los palos y adaptasen la música para bailarlo. Se sabe que hasta hace unos 50 años los paloteadores se divertían inventándose nuevos paloteos con las canciones que estaban de moda. Probablemente con la cabaña pasara lo mismo con la diferencia  de que esta danza se quedó para siempre.

Otra hipótesis es que los danzantes la incorporaran a su repertorio a raíz del paso de Espartero por Ainzón, suponiendo que el himno estuviera compuesto cuando estuvo. Sabemos que se alojó en Huechaseca de camino a Madrid. Era amigo personal del propietario de Huechaseca D. Juan Antonio Milagro y Milagro. Más información.

En cuanto a la música, he escrito al principio del artículo que la base de la melodía es prácticamente idéntica y con pocas variaciones.

Es verdad que en la partitura de la cabaña hay giros y adornos diferentes a la esencia de la melodía. Esto es una cosa normal ya que con el paso del tiempo se fue desvirtuando un poco (no mucho) y más aun si lo tocaban de memoria y fue pasando de generación en generación por tradición oral.

También hay alguna variación en cuanto a las partes. Como todos los bailes «La Cabaña» lleva una introducción tomada del final que el himno no lleva. Igualmente hay partes que en el himno se repiten y en el paloteao no, esto es así para adaptar de la mejor manera posible la música con el baile.

Además en la forma de la escritura de la partitura hay  un cambio. La original del himno está escrita en el compás de 6/8 y la de Luis Alcega y las posteriores en el compás de 2/4. Esto no influye para nada en la forma de interpretarlo.

¡Así que! ¡Ya sabemos algo más del dance de nuestro pueblo!

Si puedes aportar algo nuevo o escribir cualquier cosa referente al “paloteao” te agradecería que escribieras algún comentario en la parte de abajo.